Los calambres musculares (3ª parte)

Los calambres musculares (2ª parte)
marzo 1, 2011
Entrenamiento en ayunas
marzo 9, 2011
Mostrar todos

Los calambres musculares (3ª parte)

Tras exponer las razones por las que la falta de electrolitos y la deshidratación no son la causa de las rampas y sí la fatiga, debemos analizar ciertos aspectos que pueden reforzar esta teoría mediante varias preguntas.

¿Cuáles músculos son más susceptibles a sufrir calambres?

Normalmente en los músculos activos, porque son, según la teoría de la fatiga, el origen del problema. Algunos estudios han revelado que si, en un análisis, se detectan bajos niveles de electrolitos, ocurriría un calambre generalizado. Así pues, este método detectaría el riesgo de rampa tanto en músculos activos como en inactivos.

Además, los músculos que sufren calambres con más frecuencia son aquellos que saltan dos articulaciones (por ejemplo, los isquiotibiales, que mueven rodilla y cadera), ya que deben contraerse cuando se encuentran en una posición acortada.

¿Cuál es el tratamiento más efectivo para los calambres?

Todos los deportistas saben que el primer tratamiento para las rampas es el estiramiento pasivo. El estiramiento pasivo tiende a reducir gradualmente la frecuencia de disparo del huso  muscular y a aumentar la del órgano de Golgi. Esto contribuye a la relajación del músculo.

Sin embargo, el hecho de poner el músculo en la posición de estiramiento acentúa extremadamente el dolor debido a que, al principio, se acelera la frecuencia de disparo del huso muscular. Esta es la razón por la que algunos deportistas al comienzo del estiramiento se sienten incluso peor, antes de empezar a mejorar los síntomas.

¿Cuándo suelen ocurrir los calambres?

La teoría basada en la fatiga explica por qué los calambres suelen ocurrir en competiciones más frecuentemente que en los entrenamientos, y por qué los estudios muestran que las carreras más duras, con más desnivel y con peor preparación por parte del deportista, son predictores de calambres musculares.

En conclusión, esta teoría debería abrir nuevas expectativas en este problema tan común como es los calambres. Futuros estudios deberían valorar las teorías aquí expuestas para poder determinar con mayor exactitud sus causas, evitando entrar en manipulaciones relacionadas con el marketing.

Resumido y traducido de: Tucker, R., y otros (2009). Runner’s World The Runner’s Body. New York: Rodale Inc.

Diego Martínez García

Lcdo. Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Colaborador de PreparadorFísico.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *